Señoras bien…

Las señoras bien que envejecen mal

llenan el agujero de la vida con alcohol y alplax

se les nota en los ojos

en el relleno del botox

en la forma controladora de mirar

Señoras bien que miran mal

disciplinan revoleando los ojos

mirando de costado o de arriba abajo

una palabra acá o allá

con sorna o desprecio depende

la más de las veces, con el puro silencio

¿a quienes? a quienes pueden

niñes, hijas, empleadas, pará de contar

Es la válvulá que les permite

drenar el odio de la certeza de ser nadies

Señoras bien que tratan mal

se marchitan maltratadas por sus maridos

por otras señoras bien, otras nadies como ellas  

que llegaron antes

las suegras, las madres las amigas

odiadoras odiadas

Un linaje de mujeres sin habilidad para la vida

histéricas, nerviosas, inseguras,

quebradizas e inestables

más muertas que vivas

viviendo al calor de la nada

mirándose el ómbligo

contándose arrugas, canas, pozos del culo

las amantes de los maridos

los amantes de los maridos

las perlas

en ese orden

Señoras bien que viven mal

en departamentos enormes

que decoran y redecoran

para ocupar  el tiempo que no pasa

para tener algo para contar

a otras señoras bien

que también envejecen mal

 

A veces las señoras bien

se encuentran con otras señoras bien

en los cafés bien del barrio bien en el que viven

El mozo las conoce, sabe que no habrá propina

porque las señoras bien

consumen poco y nada

son delgadas, flacas, secas

ningún goce les es permitido

menos, mucho menos el del cuerpo

A los placeres la señora bien les dice no

para ellas nada solo  agua, café o té

el whisky en casa, las pastillas también

La señora bien siempre es delgada

no come, se acostumbra a no comer

En algún momento, allá lejos, de niña

alguna vez deseo

pero aprendió

porque otra señora bien le enseñó

que las señoras bien no desean

La señora bien privada de todos los goces

goza en la abstinencia

la misma ahora impone

a sus hijas y nietas

La señora bien come mal

no disfruta, no saborea

pellizca apenas como un pajarito

come poquito unas miguitas

a todo le corta un pedacito.

porque la señora bien,

retiene, contiene se abstiene

La señora bien va a misa siempre

también a las cenas de caridad

y al almuerzo de la sociedad rural

no, ella no da, no, nada, no le gusta dar

no, no está bien dar ella repite

que “no hay que dar el pescado

hay que enseñar a pescar”

“porque  esa gente no agradece,

no valora,

no sabe lo que se le da”

pero como ella tampoco sabe pescar…

ni nada para enseñar…

La señora bien sabe hacer mal.

 

La señora bien mira la tele

habla por teléfono con otras señoras bien

tiene empleada con uniforme

la empleada le dice “señora”esto y señora lo otro

le trae un te, un vaso con agua

el whisky y el rivotril

A la empleada le paga poco

lo que dice la ley

o menos porque compensa

porque ella  “le da” la ropa vieja

lo que sobra en la heladera

lo que no hay lugar para guardar

La señora bien paga mal.

 

La señora bien va a la peluquería

le enseñaron asía quedarse quietita

y que otrx se encargue mientras lee revistas

donde muestran los casamientos

de las hijas de sus amigas

se arregla las manos y  también los pies,

A veces va doctor para que le retoque

un poquito acá y otro poquito allá

para que le ponga

o le saque todo lo que haga falta

para que la señora bien envejezca mal

Comentarios: 0 / Compartí:

Postear comentario

Tu mail no será publicado. Campos requeridos marcados